Hace tiempo que los fanáticos de Warcry venían esperando este reencuentro con la banda de Asturias, cosa que quedó más que clara con el grato recibimiento que tuvo la banda por parte del público.
Ya sea en el concierto, por el club de fans o por el meet and greet, todos querían poder compartir con los españoles. Fue así como los fanáticos llegaron desde temprano a un evento que prometía ser una magnifica jornada de metal en el Teatro Caupolicán.
Puntualmente a las 19:00 hrs comienzan los nacionales Delta, quienes dieron un enérgico espectáculo para los fans con canciones como “New Philosophy”, “Alone” y “Regrets”. En un show que contó con la participación de Paulo Domic (voz), en reemplazo del recién salido Rodrigo Varela.
Una hora después el proyecto melódico Hidalgo se tomaba el escenario, recibiendo una calurosa recepción del público y una gran propuesta en escena donde la atención se centraba en el virtuosismo de cada músico. La banda liderada por Gabriel Hidalgo se lució tocando “Alturas”, “Infragilis”, “Lancuyen y “Kunturi”.

Ambas fueron presentaciones de gran técnica y destreza que lograron entretener al público y que fueron debidamente ovacionadas. Sin embargo, la hora de la verdad llego puntual a las 21 hrs.
Con una pantalla en el fondo del escenario se pasaba un pequeño clip de introducción, donde se presentaban uno a uno a los miembros de la banda. Este llamado de atención sirvió de distracción para que cuando las luces se encendieran la banda ya estuviera en posición y lista para comenzar con “Quiero Oírte”. La respuesta de los asistentes fue al instante, cantando y saltando en todo momento, con tal energía que el calor en el recinto aumentaba con el paso de los minutos. Warcry sale con un sonido sólido, que permite distinguir muy bien a cada uno de los instrumentos, y que con el inicio de “Nuevo Mundo” los fans ya sabían que hacer. Una entrega única en los dos temas, donde sí o sí tenías que cantar, debido a que la banda pasaba el karaoke de dicho single en la pantalla.
Víctor García toma la primera pausa y habla sobre el gusto de estar acá, pero por sobre todo de su promesa de volver en menos de tres años. Promesa cumplida, que sello con los acordes de “Contra el Viento”, clásico de la banda que mantuvo a todos cantando y donde vieras habría fanáticos saltando y coreando cada una de las palabras del vocalista asturiano. “Siempre” mantuvo activo a los fanáticos, quienes en ningún minuto dejaron de canta, sacando más de una sonrisa a los músicos con su impresionante entrega. Víctor aprovecha las ganas de cantar de los asistentes y los hace jugar a imitar lo que el haga con la voz.
Alma de Conquistador” comenzó gracias a los “eh eh eh” que Víctor logro hacer que el público hiciera. Con un lead demoledor en la guitarra de Pablo García y el complemento en los teclados de Santi Novoa, un dúo que maravilla siempre a sus fanáticos. La propuesta visual es demoledora con la imagen de un campo de batalla en el fondo, sin embargo, la ovación cae con el veloz final realizado por la banda.  Una pequeña pausa, que al parecer es para solucionar unos problemas con el teclado (pese a que suena fenomenal), que aprovecha Pablo y Rafael Yugueros para jugar con los fanáticos interpretando canciones como “The Grange”, “Symphony Of Destruction” y “Master Of Puppets “.
Con todo solucionado Novoa se alía nuevamente a Pablo y dan el inicio a “Coraje”, que permitió a los presentes acompañar a la banda con los puños en alto, mientras los músicos se lucen con los leads. Víctor saca a relucir lo mejor de su voz en esta entrega y el público acompaña moviendo sus manos de lado a lado. La velocidad vuelve gracias a “Huelo el Miedo” que hizo a los fans saltar en todo momento y quienes cantaron a todo pulmón el coro de dicha canción. El doble pedal a manos de Yugueros retumba en todo el recinto, en una demoledora entrega de los españoles.
El Más Triste Adiós” vuelve a bajar de golpe la intensidad, una movida brusca, pero que los fans igual disfrutan cantando todos abrazados.  Pablo se luce con los leads en la guitarra a medida que avanza el tema, mientras que Yugueros se divierte haciendo trucos con sus baquetas a medida que el show avanza. La banda toma una pausa y en la oscuridad comienza la intro de “La Maldición del Templario”, donde los fanáticos recitaron de forma exacta las frases del comienza. Una vez que el track comienza la cancha vuelve a la euforia habitual con todos saltando con los puños en alto. Un momento fenomenal que termina con la pantalla de la banda yendo a negro, durante todo lo que quedará del show.
Una nueva pausa le da a Víctor el momento de hablar sobre el proceso de creación de esta canción, “Cobarde”, que mantuvo cantando y saltando a todo el público. El sonido del teclado siempre destaca en la canción, hasta que llega Pablo y con sus solos de guitarra logra los aplausos antes del termino con todos gritando “¡Cobarde!”. “En un Lugar Sin Dios” aparece con sus características campanadas haciendo saltar a todos. Víctor se turna para recitar la canción con los fanáticos, pero el momento de la contemplación llega con el brutal solo que da Pablo García. Una buena continuación de temas que dejo más que satisfechos a los presentes.
Con fondo negro se da inicio a “Devorando el Corazón”, siendo el teclado de Santi el lead principal en escena. Jugando con los cambios de tempo, el público se vuelve eufórico con los momentos rápidos, entrando en el dilema si acompañar con los puños o mover las manos de lado a lado. Un momento que hizo vibrar todo el Teatro Caupolicán con las voces de los fanáticos. La banda se toma un momento de seriedad para presentar “Un Poco De Fe”, single que dedicaron a los fanáticos y que pidieron la máxima colaboración para recordar siempre el momento. Los presentes acompañaron sin celulares, saltando y cantando con la banda, para que después ellos aplaudieran la entrega de sus fans.
Keops” se hace presente siguiendo la tónica de canciones con tempos distintos. Con su sonido envolvente, los fans acompañan con el puño en alto a la banda. Sin embargo, quien se roba la película es Pablo García, quien imita a las poses clásicas de los egipcios, además de sellar con su maestría en la guitarra, luciendo con un solo que en gran parte hace con una mano y luego termina el solo con su instrumento en la nuca. “Ardo Por Dentro” comienza con Santi a la cabeza, pero con el cambio de ritmo la gente salta y desata el caos nuevamente en la cancha. Varios fanáticos en los hombros de sus amigos y otros sin polera acompañan a los músicos para cantar a todo pulmón el coro. El cierre se da de gran manera, con Víctor dirigiendo los aplausos de los fans al ritmo de la música.
Uno de los momentos más esperados fue más mágico que de costumbre. Una pequeña fanática en los hombros de su padre (suponemos) fue subida al escenario, donde ella canto junto a Pablo y Víctor la clásica “Nana”. Un momento de gran ternura y que la fanática, de quizás cinco o seis años, sorprendió cantando con ellos la canción. Víctor da un broche de oro al decirle “sí es la primera vez que te subes a un escenario, créeme que no será la última”. Si los fans no paraban de aplaudir con este acto, “Tu mismo” fue el que termino de sellar dicho momento. Warcry se luce en todo momento con su entrega y lo mismo hacen los fans. Un show extenso y sólido hasta ese entonces que acaba con “Capitán Lawrence”.
Los aplausos y gritos no se hicieron esperar, al contrario de la banda, que se demoró cinco minutos en regresar al escenario para un encore. Resumiendo, este momento, fue simplemente un momento de canto y pasión por ambas partes. “Amor De Una Madre” y “El Guardián De Troya” se hicieron presentes desatando la euforia de los fanáticos, quienes al final se dan el lujo de pedir a la banda “Hoy Gano Yo”. La banda accede y da un cierre a un show de lujo para los fanáticos.
Warcry se lució durante dos horas veinte minutos, un show extenso y que tuvo momentos rápidos y lentos. Lo que deja este show son sonrisas, cientos de fanáticos felices de ver un show sin igual y con una entrega única, donde poco importo que hubiera pantalla o no. Así es Warcry y sus fans, un show de pura pasión donde todos, incluidos Delta e Hidalgo, estuvieron a la altura de la situación.




Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.