Dos años pasaron desde que Sabaton vino a Chile, en un espectáculo que maravillo a todos los presentes. Una conquista sin precedentes para la banda, que ahora se prepara para su segunda visita al país.

Por algún motivo la visita anterior dejo más que satisfecha a la banda, que constantemente compartió reviews de aquel show, pero no pensaban en lo que se viviría está noche.

Siendo las 21hrs el pelotón chileno ya está ubicado en la cancha de la Blondie a la espera de su enemigo. Puntual comienza a sonar “In The Army Now”, donde los chilenos se hicieron escuchar para que la banda sintiera la energía que ellos traían. Respuesta a ello fue “The March To War”, donde el enemigo hizo sonar sus tambores para que Hannes Van Dhal saliera a tomar posición de combate en esta larga jornada.

Sabaton toma el primer asalto y comienza con “Ghost Division”, una potente entrega que convierte el recinto en un campo de batalla donde las fuerzas buscan equipararse en los cánticos saltos y energía. Una lucha entre dos bandos que los suecos parecen ganar golpeando con un sonido envolvente y un solo demoledor en manos de Chris Rörland. “Sparta” refuerza este ataque, donde los chilenos dieron la contraofensiva, luciendo incluso cascos de espartanos (alusivos al “Rey Arturo”). Los cánticos poco a poco se emparejan y resulta un excelente dúo entre ambos bandos, pero el factor sorpresa sorprende a la banda. Los locales hicieron su tarea y estudiaron al enemigo, tanto que sabían al pie de la letra cada una de sus canciones.

La ovación que da el público entre canción y canción es la trinchera que divide a la banda y los fans, así  Sabaton toma un break para saludar y terminar este round con “Blood Of Bannockburn”. El primer asalto es potente, pero el público resiste con aplausos, headbang y cantando. La risa de Joakim es prueba de que este rival no se rendirá fácilmente. El comandante de las fuerzas suecas (Joakim Brodén) toma el micrófono para hablar con su nuevo soldado, Tommy Johansson. La idea es dar algo sorpresa que nadie espere, pero el enemigo está hambriento y corea “Swedish Pagans” sin cesar. Nada lo puede callar, y la banda solo queda contemplando la imagen, mientras que los fanáticos despliegan desde la cancha una bandera chilena gigante con el nombre de Sabaton. Es ahí cuando el pelotón de Brodén cedió la canción para los locales.

Carolus Rex” resulto como una tregua, logro calmar la euforia del ejército chileno, pero siempre estuvo atento acompañar con los puños y cánticos esta pausa. La banda se muestra sorprendida ante cada nueva estrategia que presentan los chilenos, que según el grupo, están más locos que en su anterior visita. Brodén cree que lo mejor será usar un ataque rápido y pesado, por eso el grupo recure al clásico “40:1”. El sencillo mantiene vivo a todos los combatientes que desenfrenadamente saltan y vuelven a desplegar la victoria sobre sus cabezas. El cierre se da entre coreos, saltos y aplausos de los fanáticos, para que la banda salga replegada

 La tregua se vuelve pausa y da espacio para que “The Lost Batallion” entre en apoyo de los suecos. Si bien sonó sin los acompañamientos de teclado, logro mantener resistiendo el combate entre ambos bandos, que competían por ver quien canta con más potencia y entrega. El ataque sorpresa viene por parte de los suecos, quienes sin descanso impactan a los chilenos con “Far From The Fame”. El público saltaba en medio del campo de batalla cantando y con los puños en alto, el ataque resulta para Sabaton. Una excelente ejecución por parte de la banda, que los exigió a tal punto de ellos sumarse a los saltos y cánticos.

Una breve pausa les permite seguir preparando el ataque, que está vez necesito ayuda de los samuráis de “Shiroyama”. Una canción rápida y devastadora, que el público conocía bien y que se notó a la hora de cantar. La banda atónica escuchaba y reía viendo como una de sus nuevas canciones enfrentadas e interpretadas por los chilenos con pasión y energía. Finalmente asumen la victoria de los chilenos aplaudiéndolos desde el escenario. Los suecos deciden probar si “Attero Dominatus”  es una mejor respuesta a los chilenos y claro que sí. El sencillo fue un “flash back” al 2014 cuando Sabaton pisaba por primera vez suelo chileno, donde los fanáticos saltaban, coreaban y se abrazaban para gritar la frase “Conquer Berlin!”.

La banda aplaude a los presentes y se marcha para que Brodén entre solo al campo de combate. Su artillería consiste en un duelo de guitarras entre él y Rörland. Donde las balas fueron canciones como “Smoke In The Water”, “Run To The Hills” y “Master Of Puppets”. Sin embargo, el tiro de gracia lo dio “Resist and Bite”, donde la formación entre tres guitarras y un bajo fue la sólida defensa de la banda en su show. Donde las guitarras fueron el foco principal de este acto. “To Hell And Back”, fue el remate a los fans que no daban muestra de cansancio pese al calor que se vivía en el campo de batalla. Todos saltan y corean al unísono, haciendo el Club Blondie retumbar como si se tratara de un batallón Panzer.

La banda volvió a replegarse para preparar la artillería, fue ahí cuando la banda impacta con “Lion From The North”. Un sencillo corto pero potente y que fue cantado por todos los fanáticos presentes. Los cánticos continúan, incluso cuando la canción acaba, Brodén se da un momento para agradecer a los fans y anuncia el término de la guerra. “Winged Hussars” es un track nuevo pero con excelente recibimiento por parte del público, que ovaciono una vez acabo el combate.

Sin embargo, toda lucha tiene una insurgencia y Sabaton salió a buscar el esperado final, es hora del bombardeo. “Night Witches” fue un tema explosivo y que logro retomar el enfrentamiento justo en el punto que lo dejaron. La banda se apoya muy bien en los backing tracks y logra hacer un cierre muy bien coordinado. La guerra debe acabar con la negociación y el frontman es claro “han sido sólo dos shows en Chile, pero créanme que esto nunca lo olvidaremos”. Los aplausos no paran mientras “Primo Victoria” da el término de la jornada, donde se alza la bandera del ganador en la cancha, la bandera de Chile con las letras gigantes de “Sabaton”. La reconquista de Chile fue un éxito.

Omitiendo el relato militar, el regreso de Sabaton a Chile fue un reencuentro que todos esperaban. Fue una espera larga poder tenerlos en Latinoamérica y ahora que están los fans quieren que se sientan en casa. En el aeropuerto fueron recibidos con abrazos, vino y banderas, de la misma manera serán despedidos.


Si bien la guerra es algo que la humanidad busca evitar, estos chicos han demostrado que se puede aprender y sacar cosas buenas de esta. Es curioso que ayer solo se vieran rostros felices al término del concierto. Escucharon historias de guerra, pero ojalá todos los conflictos tuvieran finales felices como este.

Review por Felipe Pino Guerrero
Fotografía por Sergio "Wakko" Parra

Setlist Sabaton en Chile
-Ghost Division
-Sparta
-Blood Of Bannockburn
-Swedish Pagans
-Carolus Rex
-40:1
-The Lost Batallion
-Far From The Fame
-Shiroyama
-Attero Dominatus
-Resist And Bite
-To Hell And Back
-The Lion From The North
-Winged Hussars

Encore
-
Night Witches
-Primo Victoria

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.