Slipknot en Lima
[Foto: Diego Toledo/ITEA photo]
En primer lugar, debo admitir que no había sentido tanta energía en un concierto desde hace un buen tiempo. Sí, Slipknot había logrado revivir un poco de esa adrenalina que estaba durmiendo durante varios meses.

La primera vez que había escuchado algo sobre Slipknot fue a principios del año 2000, en aquel fenecido programa de videos; uno que daba en cable y que muchos deben recordar a la perfección. Desde aquel entonces despertó mi curiosidad por bandas con sonidos un poco más modernos, y fieles a su época. Teniendo en cuenta que en ese momento ya tenía conocimiento de bandas clásicas, pero era muy poco. Demasiado poco diría yo.

¿Cuántas personas de esa época han esperado por un concierto de Slipknot en Lima? No lo sé con exactitud. Pero lo que si puedo decir es que el 18 de octubre ha quedado grabado en la retina de miles de jóvenes que nacieron en los años 90s.

La travesía empezó desde muy temprano, pues como cualquier persona con un poco más de 20 años hay muchas responsabilidades que cumplir. Así que poco después de las 5 de la tarde me dirigí hacia el Estadio Nacional. Tras unos minutos de espera, por fin se pudo ingresar al lugar, y lo primero que saltaba a la vista era un multitud bastante ansiosa. Y no era para menos, en ese lugar se podía respirar muchos años de ansiedad.

No llegué a tiempo para ver el show de las bandas nacionales Contracara, Serial Asesino y ...Por Hablar, pero escuché muy buenos comentarios sobre sus presentaciones. Así que un aplauso para ellos. Les estaría mintiendo si escribo algo que no logré ver, aunque me alegra mucho que las reacciones del público fueran positivas. ¡Bien por todos ellos!

Al ingresar, lo primero que hice es ponerme a observar el show del señor Andrés Giménez y compañía, quien en ocasiones anteriores ya nos había deleitado con sus enérgicos shows. Y esta no iba a ser la excepción, pues A.N.I.M.A.L parecía estar en su casa y con un público rendido a sus pies, coreando los pegadizos temas llenos de historia y rebeldía.

Luego de pasar por una pequeña parte de su catálogo discográfico, la reconocida banda argentina se despedía con los temas "Solo por ser indio", "Combativo" y "Sol". Entre medio de aplausos y cánticos, el grupo finalmente se despidió del público para dar paso a lo que todos estaban esperando. Sí. El show de Slipknot estaba cada vez más cerca.

Pasaron casi unos 30 minutos, que en realidad parecían una eternidad, para que suene los primeros segundos de "Be Prepared for Hell" y los cimientos del estadio comenzaran a remecer.

Casi tan puntuales como los británicos, siendo las 9:30 pm, la banda de Iowa subía al escenario y los primeros acordes de "The Negative One" se empezarón a escuchar, lo cual desató la locura en el recinto del José Diaz.

Sin dar oportunidad de respirar, Slipknot siguió con sus dos clásicos temas "Disasterpiece" y "Eyeless". La felicidad en el rostro del público era indescriptible y tampoco era para menos, estaban viendo a su banda favorita de la adolescencia. Estaban cumpliendo un sueño que jamás iban a olvidar.

Al terminar ese instante avasallador, el vocalista Corey Taylor se dio el tiempo para agradecer el apoyo y el recibimiento del público peruano. Aunque la audiencia se vio un poco confundida cuando Corey mencionó "Its great to be back to Peru", ya que era la primera visita de Slipknot al país. Tal vez fue la emoción del momento o quién sabe. 

[Foto: Diego Toledo/ITEA photo]
Después de algunas palabras en español por parte de Corey, el punto más alto del show estaba a punto de suceder. Sólo bastó que la multidad escuche los primeros acordes del guitarrista Mick Thomson para que se desaté una euforia colectiva. Sí, "Before I Forget" se abría paso y recinto practicamente explotó.

A pesar de que la mayoría había disfrutado al máximo de los shows anteriores, parecía que la energía era inacabable. La gente disfrutaba cada tema como si fuera el primero. 

Luego de la brutal "The Shape", la banda hizo una pausa para presentar "Killpop", canción que pertenece a su más reciente álbum de estudio, "5: The Gray Chapter". Tras un breve respiro, era el turno de "Dead Memories", la cual fue coreada a todo pulmón por casi 10 mil fanáticos que se dieron cita en el show.

Ya estábamos en casi la mitad del concierto, y lo mejor estaba por venir. Bueno, no era lo mejor, pero ya era un aviso por parte del grupo. La cuenta regresiva y el coro "if you're 555 then i'm 666" nos hizo retroceder hasta nuestra adolescencia, "The Heretic Anthem" llegaba para seguir expulsando toda esa energía acumulada.

"Psychosocial", "Left Behind", "Custer", llegaban una tras otra como latigazos sin compasión. Mientras que "The Devil in I" y "Skin Ticket" nos alertaban que el sueño de miles de personas estaba por cumplirse en su totalidad, y también que era el turno para lo mejor de la noche.

"Wait and Bleed" y "(sic)", los dos temas de su exitoso álbum debut fueron el otro punto más alto del concierto. Estas dos piezas de su primer disco cayeron como aplanadoras sobre el mar de gente. Pero lo mejor estaba apunto de suceder. 

[Foto: Diego Toledo/ITEA photo]

Ya practicamente con el corazón y el púlmon en la mano, el público seguía de pie y esperando la cereza del pastel. El que ha seguido la carrera de Slipknot sabía muy bien que era el turno de los clásicos "Surfacing" y "Duality".

El intro a cargo de Mich Thomson se lograba escuchar muy lentamente y la mayoría sabía que era momento de sacar energías de donde sea para seguir con la fiesta. Al finalizar con el cuarto tema de su primer álbum, hubo unos segundos de descanso. Miento, aquí tampoco casi no hubo respiro y, acto seguido, se escuchó la frase "I push my fingers into my eyes..." 

Le tocaba el turno al famoso tema "Duality", la cual los fans no dudaron en corear a todo pulmón a pesar que las fuerzas ya se iban acabando. 

El final del espectáculo estaba cada vez más cerca, pero tenía que ser perfecto. Con más palabras de agradecimiento por parte de Corey, hizo su aparición "Spit it Out" para terminar la noche de manera sublime.

Definitivamente un show que quedará grabado en la retina y en la memoria de miles de personas que han esperado tanto este momento. La banda prometió volver, así que habrá que esperar que cumplan su promesa y regresen con nuevo álbum bajo el brazo.

Slipknot - Estadio Nacional - Setlist:

Intro: Be Prepared for Hell
The Negative One
Disasterpiece
Eyeless
Before I Forget
The Shape
Killpop
Dead Memories
The Heretic Anthem
Psychosocial
Left Behind
Custer
The Devil in I
Skin Ticket
Wait and Bleed
(sic)

Encore:

Surfacing
Duality
Spit It Out

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.