Siendo las 21 hrs en Chile, la gente esperaba a una banda que hace bastante tiempo no se encontraba con los fanáticos.

Los fans llegaron desde temprano y desde todos lados, fanáticos que viajaron desde el sur siguiendo a Cuervo (Temuco) o algunos que incluso venían desde Copiapo en el norte del país. De donde fueran no era problema, una vez se abrió el telón nada podía detener a la máquina de metal que estaba por venir.

Countdown To Insanity” fue la apertura, para que poco a poco los integrantes entraran y que la euforia se desatara con “Final Embrace”. Scheepers es el último en entrar y que con un grito deja a todos atónitos desde el primer instante, desatando el caos en toda la cancha  con saltos y puños en alto. Será Alex Beyrodt el primero en sorprender con un solo mientras el vocal sale a buscar las palmas de los fanáticos. Acabo el sencillo los aplausos son opacados por el inicio de “In Metal We Trust”, que con apoyo del Scheepers los asistentes corean cada estrofa con él. El dúo que realizan entre el frontman y los presentes es notable y mantiene activos a ambas partes, sin perder la interacción pese al solo de Tom Naumann.

Angel in Black” sorprende a los fanáticos rápidamente, debido a que la banda no toma descanso alguno. El coro fue cantado por todos los presentes, que poco a poco se comenzaron a parar en las tribunas del teatro. Los alemanes muestran todo su talento ya sea en el solo doble de los guitarristas o en la batería de Jovino.  “Rulebreaker” mantuvo a todos cantando y saltando, un tema hardrockero que resulta de manera perfecta, donde los puños en alto acompañaron a Scheepers en todo momento. Primal Fear ofrece in “Primer Set” muy variado y luego de cuatro temas toman su primera pausa.

Scheepers  cuenta que están contentos de volver a Chile, mientras los coreos del público se escuchan de fondo. Él solo sonríe para empezar “Sign Of Fear”, donde su voz llega a un punto altísimo y muchos fanáticos se esfuerzan en imitar su gran rango vocal. Un sencillo intenso que domina con su guitarra Beyrodt, quien seguirá el tema y dará un gran solo en la guitarra hasta quedar a oscuras y comenzar “The Sky Is Burning”. Una Power Balad emotiva y oscura que trae el bajo de Sinner a competir de igual a igual con las guitarras. Los cambios de ritmo son muy bien llevados tanto por la banda como por la mesa de sonido, haciendo del single algo emotivo.

Una pequeña pausa prepara el comienzo de “Nuclear Fire”, que trae nuevamente la energía a escena, donde la gente canta y salta en la cancha, y los de tribunas se hacen ver desde las barandas con los brazos en alto. La emoción es tanta que el mismo Scheepers se baja del escenario y va a cantar con el público, un gran recuerdo para los fans en primera fila. La fiesta continua con “Angels Of Mercy” , que trae todo el hardrock de su último disco en un excelente dúo seguido por “The End Is Near”.  La agrupación fue acompañada en todo momentos por el público que no dejo de saltar con los puños en alto.

Cheepers toma un break y anuncia “When Death Comes Knocking”, canción que hizo a todos cantar y levantar las manos a la señal del frontman. Es sonido es potente y las distorsiones se han lucido desde el primer minuto del show. Beyrodt realiza un outro en apoyo del Wah-Wah para que “Chainbraker” salga a escena. El vocalista se turna los versos con el público en un dueto asombroso, donde el doble pedal retumba en todo el teatro. Además los músicos en la parte rápida aprovechan de hacer coreografías y demostrar la entretenida noche que se están llevando.

La presentación de la banda fue un excelente momento para que los músicos se dieran un momento de jugar con el público. Sin embargo,  Beyrodt fue el que se llevo los aplausos luego de tener una estrepitosa caída del escenario al deslizarse del parlante. La banda al ver que se encontraba bien, sólo lo tomo con humor y el público lo aplaudió una vez se recompuso. Al parecer fue su guitarra la que se llevo la peor parte, debido a que el técnico de sonido estuvo un buen tiempo revisándola.

Cierra el setlist “Metal Is Forever”, un excelente tema que resume su jornada. Donde la voz de Scheepers llega al máximo y se apoya en reverbs que la mesa de sonido le provee. La banda sale ovacionada y entre aplausos, para pronto volver con el frontman vistiendo la camiseta se la selección chilena. Una imagen de la cercanía que los músicos sienten con el público chileno y mucho más después de una larga espera de cinco años por verlos.

La parte final del setlist la culmina “Rollercoaster”, en cualquier lugar del recinto la gente estaba extasiada cantando  encaramada de las rejas, barandas o de los amigos. Todos querían hacerse notar mientras cantaban. Pero el punto final lo dio “Running With The Dust”, donde Scheepers nuevamente se acerca al público para sellar una presentación casi perfecta.

El reencuentro de Primal Fear con los chilenos fue asombroso, con un setlist de lujo y con una formula precisa, crear un buen disco y presentarlo. Fueron muy pocos los que no conocían los nuevos temas de la banda, “Rulebreaker” fue un disco que llego a sus fans y los re encanto con la banda. Anoche sin duda, fue una jornada sin reglas para Primal Fear donde mostraron que el Metal en ellos vivirá por siempre

Fotos pertenecientes a Miguel Fuentes



Setlist Primal Fear
-Final Embrace
- In Metal We Trust
-Angel In Black
-Rulebreaker
-Sign Of Fear
-The Sky Is Burning
-Nuclear Fire
-Angels Of Mercy
-The End Is Near
-When Death Comes Knocking
-Chainbreaker
-Metal Is Forever

Encore
-Rollercoaster
-Running With The Dust

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.