Tres bandas de la nueva escena psicodélica pesada lanzan sus últimos trabajos. Sin embargo los Spiritual Beggars, Brutus y Orchid, pareciera que esta vez cruzaron la barrera del "homenaje".

   Hace ya varios años que la escena pesada ha vuelto a sus raíces volcándose hacia el estilo de los 70's. Pero si bien esta tendencia, inaugurada con el stoner a fines de los 90, en sus comienzos daba su aporte con un perfil independiente y una atmósfera desértica o espacial, en los últimos tiempos los pasos fueron dándose mucho más definidamente hacia lo más clásico del género. 
Sin embargo ésta característica, que debería dejar contentos a los amantes de los sonidos más pesados, termina jugando en contra en más de una ocasión.

   El caso de Spiritual Beggars, quizás se el mejor ejemplo. La banda de Michael Amott (ex Carcass y Arch Enemy) habían logrado un perfil muy particular de la mano de grandes placas como Mantra III o Ad Astra. Si bien en estos discos la vibra sabbatera era innegable, al son de poderosos riffs y combinaciones de bajo-guitarra-batería muy características de la época, todo salía con una personalidad propia, minimalista y directa sin demasiados artificios.   
   Será por eso que su ultimo Lp, "Sunrise to sundown", decepciona. Sea por la incorporación del nuevo cantante, Apollo Papathanasio, o a partir de las características de éste, y sumando el agregado de teclados, por momentos pareciera que estamos escuchando algún tema perdido de Deep Purple. También el tono épico de Apollo nos llevará a similitudes tipo Maiden. Y así podríamos seguir enumerando artificios más dignos de la parafernalia del glam de los 80, que del estilo duro y sin vueltas con el que nos tenían acostumbrados. Como sea, la más reciente placa de los pordioseros suecos suena demasiado parecida a muchas otras bandas, que a los propios Beggars.

   En el mismo camino aparecen en la península escandinava, los Brutus. Formada en la ultima década, de la carrera de los noruegos se podrían mencionar condimentos bastante conocidos: blues, psicodelia, Blue Cheer o Pentagram. Pero no estaríamos diciendo nada si no mencionáramos aunque sea una vez a Black Sabbath. y más a partir de la placa "Wandering Blind", salida este año. Allí, además del perfil musical, la performance de su cantante, Nils Joakim Stenby, sobrepasa los limites de la influencia para tomar los rasgos de homenaje a Ozzy Osborne, por no llamarlo simplemente imitación.  
   Ya en su momento los californianos de Orchid habían abierto el camino, con sus eps o sus larga duración, plagados de cruces y referencias a rituales satánicas. "Sing of the With" de 2015 no es la excepción. Sin embargo, a favor de los americanos podemos decir que su "homenaje" tiene el mérito de sonar por demás autentico, con un cantante que no imita a nadie pero que sí claramente se influencia con lo mejor de los 70's. 
  Tres propuestas con buenos músicos, pero que se parecen demasiado entre sí y que repiten fórmulas ya vistas. Por supuesto que jóvenes que se inspiran en los pioneros del metal y no en Chayane siempre serán bienvenidos. Pero cabe preguntarse ¿Qué suman con sus propuestas? ¿Es un debido homenaje a los dioses de la escena pesada o sólo la muestra de una desesperante falta de ideas?
El debate queda planteado, seguilo en la sección especial que el Cuartel del Metal tiene en el programa radial argentino: Killing Week y su música para matar la semana.   




Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.