La escena de metal alemana siempre nos ha sorprendido. El Thrash y el Power Metal han sido dos grandes fuertes, pero sin duda uno de los pioneros en el país fue el denominado Speed Metal.
El legado de bandas como Accept o Scorpions, se expandió llegando a los dos primeros subgéneros, sin embargo, en 1997 una banda desearía continuar con esta tradición de Heavy/Speed Metal, Primal Fear.
La banda ha sobrevivido al paso de los años, y lo ha hecho a punta de metal. Donde cada cierto tiempo un álbum nuevo viene a recordarnos que Primal Fear está más vigente que nunca. En esta ocasión su onceavo disco, “RuleBreaker” viene a cautivar a los fanáticos tanto en estudio y en vivo, un material que tiene mucho que ofrecer.
El disco comienza con el riff marcado e intenso de “Angels Of Mercy”, donde la banda trae el Heavy Metal a escena, con un sonido clásico, simple y preciso en cada nota que ofrecen. Scheepers lleva no abusa de los agudos, sino que los usa solo en los términos de los coros y los solos de guitarra sincronizados dan un buen inicio al disco. La fórmula es similar con “The End Is Near”, pero a la inversa. Las velocidades cambian en los precoro y los agudos irán al principio y no al final del coro. Es un comienzo arriesgado con dos temas similares, pero que se logran llevar de muy buena forma y lucen más como un complemento que una copia.
Bullets en Tears” busca con el lead en la guitarra generar el correo de los fans, formula que pronto veremos en Latinoamérica. La canción da mayor importancia al canto de Scheepers que al riff marcado de los track anteriores, usando los leads como complemento a la voz. Además, los coreos refuerzan este sencillo haciéndolo una experiencia más melódica. “Rulebreaker” sigue esta línea de Heavy clásico, con las “twin Guitars” luciéndose desde el primer minuto. Hardrockera, pesada y clásica. El rango vocal es siempre igual, pero son las guitarras de Naumann y Karlsson las que brillan en esta oportunidad.
Luego de un fade out “In Metal We Trust” trae el Speed/Power Metal de regreso, entre doble pedal, los agudos vocales y los riffs marcados de guitarras. Una canción sin muchos cambios en general, pero que a pura intensidad logra tenerte cautivo y que lo reafirma nuevamente con los solos de guitarra. “We Walk Without Fear” llama instantáneamente la atención por sus diez minutos de duración, una especie de gran orquestal de Power Metal es la idea que muy bien logra la banda. Pasando por distintas velocidades y estilos, Primal Fear crea un tema sólido y ambicioso muy bien ejecutado, que es novedoso en todo momento y que logra atrapar muy bien al auditor. Un track donde muestran todo su dominio en el Heavy/ Speed y Power, donde los solos, la forma de cantar, el tempo de la batería y el conjunto de la banda juegan entre los estilos en una excelente novedad.
La agrupación cierra de bien la épica tonada previa, para que el comienzo de “At War With The World” quede como algo ligado y no como una jugada abrupta. Una canción con un coro potente, cantado por toda la banda en compañía de Scheepers y que logra sonar demoledor. Los solos a dúo siempre han sido un fuerte de Primal Fear, y donde quizás, mayores provechos sacan en los singles para mantener atrapado a sus auditores. La salida con coreos y la batería de Jovino logran dar el perfecto punto de termino y comienzo a “The Devil In Me”. Bajando los decibeles, pero nunca el nivel la banda crea un sencillo pesado y sencillo, que da un descanso de la complejidad de su predecesora.  Las guitarras marcarán gran parte del ritmo y velocidad del tema, e incluso los leads guiarán los coreos junto con la voz de Scheepers para cerrar.
Constant Heart” comienza con las voces arriba, y con la velocidad clásica del Heavy Metal, donde el coro será solo una frase y que, gracias a la capacidad de su cantante, la hará variar en todo momento. El dúo de Naumann y Karlsson vuelve a brillar en los solos. Un tema muy repetitivo y arriesgado que a rasguños logra mostrarse, en último caso, como un elemento diverso en el disco. “The Sky Is Burning ”  con un arpegio suave logra llamar mejor la atención, entregando toda la intensidad en el coro enérgico y emotivo. Los cambios de tiempo son bruscos, pero encajan muy bien. Una especie de Power Balad intensa y envolvente, que es muy bien acompañada por los leads.
Finalmente “Raving Mad” da el punto final al disco, entre armónicos, riffs marcadas y muchos platillos de batería.  Con el más clásico estilo del Hard Rock Primal da el punto final al disco. Donde por última vez Scheepers lleva la voz al límite y los solos se cruzan en un duelo espectacular.
Rulebreaker” resulta ser un trabajo clásico, donde se apoya mucho del sonido de discos de los años 80’s y que no se intimida en pasar entre diversos estilos que la banda conoce.  La voz de Scheepers no muestra signos de desgaste y el sonido clásico de discos como “Nuclear Fire” o “Primal Fear” está más presente y vigente que nunca. Un buen disco de Metal, para todos los gustos debido a esos pequeños matices de Hard Rock que contienen.

Show de Luca Turilli's Rhapsody y Primal Fear en Chile!!!
La reunión será este jueves 8 de Septiembre en el Teatro Cariola a las 20 hrs junto a los nacionales de Cuervo. Y las entradas ya están a la venta a través del sistema Punto Ticket.

Precios:
Preventa del jueves 10 de marzo (primeros 500 tickets)
CANCHA: 26 mil
PLATEA: 22 mil
PALCO: 40 mil

Preventa 2: (500 tickets)
CANCHA: 28 mil
PLATEA: 24 mil
PALCO: 40 mil

Venta Normal
CANCHA: 31 mil
PLATEA: 26 milPALCO: 40 mil

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.