Saken es una banda chilena con historia. Años en el circuito nacional los validaban con justos motivos para telonear a Megadeth, pero nunca es una misión fácil abrir el show aun grande del Thrash.
El público a veces es severo con las bandas, y muchas de estas bandas deben enfrentarse a menos de la mitad de la capacidad del recinto para demostrar su talento, para suerte de Saken este no fue el caso. La banda salió escena con un recinto en vías de llenarse.
Al más puro estilo Kreator los chilenos tocaron su propio intro, una propuesta pesada y agresiva, donde Carlos Quezada con un simple “¡Motherfuckers!” desataría el comienzo del caos en el lugar. “Fuck & Roll (Love Song)” fue el caballito de batalla de la banda, un sonido oscuro proveniente de su último disco, que rápidamente llamo la atención de los fanáticos que comenzaron con los mosh y headbangs. La banda luce de negro y solo son adornados por la bandera chilena atrás de ellos, donde el grito de “Viva el Metal Chileno” saco aplausos y la banda saco el clásico “Nasty Gods”.
Andre Bravo en la batería marca los cambios y es quien lleva el ritmo del mosh, destacando de gran manera su manejo con el doble pedal. Los chilenos son acompañados por los puños de los asistentes. La labor de mantener el show vivo fue muy bien llevada por su frontman, quien gritaba y alentaba a la locura de los fanáticos, mientras Font y Velásquez se lucían en las cuerdas.
La banda continúa presentando parte de su disco “Dense & Thick” (2015), dando el turno a “MDFK”. La banda se preocupa de mantener viva la atmosfera y Quezada es quien incentiva al público a saltar, cosa que resulta en medios de todo el headbang y mosh. La banda sabe cómo tratar a su gente y eso quedo más que claro en escena. Pequeños problemas de sonido comenzaban a aparecer, principalmente relacionados con la acústica del lugar, cosa que no fue mayor problema para Saken.
Con fe ciega en su trabajo “13(Man In Black)” siguió con el setlist, luego de un pequeño descanso. El potente riff del single de su álbum, mantuvo atentos a todos los que miraban el show. Dando en esta ocasión un mayor protagonismo a Alvaro Font en la guitarra, quien es aplaudido por los presentes luego de un magnifico solo.
XFF (Circle Of The Snake)” posee una potente entrada de Tapping, la que sufrió un percance con un pequeño acople, cosa que no complico a la banda que a punta de actitud siguió adelante. La energía liberada y entregada por los chilenos fue más que premiada, desatando el mosh más grande hasta esas horas, en el preámbulo de Megadeth. Finalmente, la banda se despide y pide “¡verlos a todos!”, una clara invitación al mosh, la cual el público respondió con la última canción de su primer disco “Pieces”.
Saken salió a escena mostrando gran parte de “Dense & Thick”, un disco pesado y menos rápido si lo comparamos con “Hell Within”. Sin embargo, Saken tiene actitud. Saben que tocan y conocen al público chileno, dominar a los asistentes fue fácil, lo otro es simple ejecución y en eso la banda tiene años de trayectoria.
Saken sólo toco 30 minutos y seis canciones, pero la brutalidad con la que la banda toca e interpreta su setlist, es lo que hizo que anoche los viéramos en dicho lugar. Saken está de regreso y parece que pesados que nunca.
Setlist: - Fuck & Roll (Love Song)
-Nasty Gods
-MDFK
-13 (Man In Black)
-XFF (Circle Of The Snake)
-Pieces

Fotografía cortesía de Sergio "Wakko" Parra

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.