Fotografía: The PRP

En una declaración exclusiva para la página web Ultimate Guitar, los miembros de Guns N' Roses niegan tajantemente haber ordenado a la seguridad del recinto de su concierto en Nashville requisar y destruir el cartel de una fan que decía "Donde está Izzy".

Los representantes de la banda dijeron: "¡GN'R jamás haría semejante petición! ¡Izzy es familia!". Así que, aparentemente, queda claro que el agente de seguridad del local y de la propia banda reaccionaron mal por su cuenta, y destruyeron el cartel sin ninguna orden directa. Si alguno de ellos dijo que fue una petición de Axl Rose y compañía, solo y solamente ellos y la propia fan, Caroline Campos, lo sabrán.

Campos llevaba el cartel en modo de homenaje a Izzy Stradlin, ex guitarrista rítmico de la banda que no fue convocado para la gira de reunión de Guns N' Roses, haciendo referencia a la canción "Don't Cry". Aunque ella insiste en que el incidente no se trató de ningún inocente malentendido o una reacción improvisada de los agentes de seguridad.

Fotografía: Itpro

Y aunque asegura que Axl Rose vio el cartel y reaccionó con una sonrisa y diciendo "¡Es una buena pregunta!", al parecer apreciando el cartel, la seguridad del local y de la propia banda se lo quitaron y destruyeron, alegando haber recibido ordenes de hacerlo de parte de la banda. Los representantes de la banda aseguran que existe una especie de malentendido y mala comunicación, e insisten que dicha orden jamás fue dada. Campos, aún así, decide aferrarse a su historia y mantiene firme sus declaraciones. Y de hecho, ha dado un nombre al que señala como asociado a la banda y el culpable de esta situación: Fernando Lebeis.

Caroline campos afirmó en su Facebook personal: "Aunque es totalmente posible que la banda no tenga nada que ver directamente con la orden, alguien me envió un mensaje señalado que 'probablemente fue Fernando'. Busqué su nombre completo en Google y lo reconocí inmediatamente. No quiero nada fuera de esto, excepto contar mi historia como una fan decepcionada, y no estoy mintiendo. No tengo razones para hacerlo".

Sea lo que haya pasado realmente, Campos dijo que el incidente opacó una noche tan esperada, y cara, con su marido: "Quiero tratar de transmitirles que el cartel no fue hecho con malas intenciones para la banda, especialmente para Richard Fortus (actual guitarrista rítmico de GN'R). Preguntar donde está Izzy no significa insultar a Fortus, así como aplaudir a Steven Adler no significa transmitirle algo negativo a Frank Ferrer (actual baterista de GN'R). Mi marido y yo pagamos mucho dinero y viajamos un largo tramo para ver a la banda. Solamente estoy decepcionada de que esto haya sucedido. Pero aún así estoy convencida de que la banda dio un magnífico show, incluido Fortus". 

Fotografía: Rolling Stone

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.