Crónica realizada por Krisbet Mendoza de la web sound-protest.net

Ghost fue la banda designada para cerrar con broche de oro el primer día del Download Paris y ¿Qué mejor opción? Esta banda se ha ganado el respeto y la admiración de la comunidad metalera del mundo entero. Para algunos es bastante difícil de digerir porque puede parecer demasiado pop, extravagante, arrogante y hasta circense pero simplemente te seducen, lanzan un hechizo en ti y terminas por adorarlos, y yo sé que, en el fondo, todos aman a Ghost.

La noche había finalmente caído y todos estábamos agotados. Un vaso de jugo abandonado en el suelo del terreno que accidentalmente pateé me había dejado con la bota derecha empapada y pegajosa, tenía hambre pero mi novio decidió que era mejor gastar los últimos diez euros en cerveza que en un delicioso chili con carne y de fondo sonaba Iron Maidena los que, personalmente, respeto con toda mi alma pero NO soporto, creo que es algo en mi ADN que los rechaza o una especie de chip anti-iron maiden que incrustaron en mi cerebro cuando nací.

Una hora antes del show de Ghost, ya estábamos en frente de la tarima esperando impacientemente junto a otros cientos de personas a que saliera el Papa con sus demonios, desafortunadamente esa espera se extendió porque Iron Maiden prolongó su set por unos 20 minutos, solo Dios sabe cuánto odié a Bruce Dickinson ese día. Te quiero Eddie pero no hagas que Ghost empiece con retraso por favor, ya sabes para la próxima, te lo agradece: una fanática de Ghost.

… creo que es algo en mi ADN que los rechaza o una especie de chip anti-iron maiden que incrustaron en mi cerebro cuando nací.
Finalmente los Iron Maiden corrieron y llegaron a la colina. Ya era la hora de Lucifer. Las luces bajaron y música eclesial empezó a sonar como introducción, el corazón me saltaba y el público gritaba enloquecido, por suerte habíamos llegado con suficiente anticipación para estar bastante adelante y poder ver el espectáculo detalladamente. Los demonios (ghouls) salieron y me sentía como una adolescente de los 90s que veía a los Backstreet Boys : gritando y saltando sin dignidad, totalmente embelesada por la belleza de los músicos. Entonces se dio inicio al ritual, las notas graves de “From the Pinnacle to the pit” empezaron a sonar y todos apretujados comenzamos a saltar y a bailar, porque misteriosamente la música de Ghost dan ganas de bailar, al menos a mí. Allí estaban sobre la tarima los cinco demonios con sus uniformes pulcros y sus máscaras plateadas haciendo vibrar al hipódromo de Longchamp con sus instrumentos malditos y, sin más espera, emergió la presencia cautivadora del Papa Emeritus III que lucía absolutamente espléndido con su traje de gala y su cabello al descubierto, todo era perfecto, era una noche romántica con Ghost.


Los demonios (ghouls) salieron y me sentía como una adolescente de los 90s que veía a los Backstreet Boys…
No pasó mucho tiempo para que el Papa nos hablara y nos preguntara si estábamos bien, a lo cual todos respondimos que sí, sin embargo él no lo estaba tanto. Nos comentó que tenía una gripe muy fuerte y que le costaba cantar, se podía notar que le costaba hablar, sin embargo, allí estaba ante nosotros cantando como los ángeles caídos solo lo saben hacer y dando un gran concierto. No sé si estoy un poco sorda pero si Emeritus III no hubiese hablado y se hubiese limitado solo a cantar, no hubiese siquiera notado que estaba enfermo.

El espectáculo continuó con “Ritual”, “Prime Mover”, “Cirice”, “Year Zero”,“Absolution”, “Mummy Dust” y “Monstrance Clock” para cerrar y para la cual el Papa hizo una pequeña introducción en la que habló sobre el orgasmo femenino y de lo magnifico que era cuando dos personas acababan al mismo tiempo. Bien Papa, puntos para ti.

El ritual nocturno de Ghost en Paris transcurrió lleno de buena música, ni siquiera me importó mi bota mojada ni el alemán de dos metros que tenía adelante y que no me dejaba ver muy bien, todo era mágico y el Papa nos hipnotizaba a todos con su magnífica voz y sus movimientos sensuales, era como si flirteara con cada uno de nosotros y mientras el concierto se desarrollaba, caíamos enamorados. Ese Papa Emeritus III es todo un Casanova y me encanta.

Sin duda lo mejor del primer día del Download Paris fue Ghost: un performance imponente, riffs pegajosos, canciones bailables, letras oscuras y un Papa seductor que nos robó el corazón a todos y que esperamos que se mejore pronto.

*Todas las fotos pertenecen a Krisbet Mendoza



Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.