Son cerca de las 21 hrs en Santiago y la lluvia no da tregua en todo el país. Los chilenos llevan dos días de batalla ante el gran temporal que se había pronosticado, pero una tormenta mayor estaba por empezar.

Muy puntuales según lo agendado se apagan las lucen en el Teatro La Cúpula para comenzar un espectáculo que lucharía contra el viento y la lluvia. Una pequeña introducción da pie para que la banda tome posiciones, siendo Christopher Williams quien arriba de su batería daría inicio al show.

Desde el primer minuto Accept entra con todo interpretando “Stampede”, para recibir la ovación al salir los tres grandes de la banda: Peter Baltes, Wolf Hoffmann y Mark Tornillo. La banda es aplaudida y cantan en conjunto con el público esta primera parte, para que Wolf robe todos las miradas  con su solo de guitarra. La acción no para debido al rápido inicio de “Stallingrad”, la cual hace corear a todos los presentes el lead de la guitarra. La cancha del teatro es una gran marejada que sube y baja gracias a los saltos de sus participantes. Accept en su arranque usa dos temas nuevos, los cuales resultaron como cualquier clásico de la banda. Quedando demostrado esto en el solo de dicha canción, donde todo el recinto acompañaba a Tornillo con los brazos en el aire.

Solo un apagón de luces da una pequeña pausa para que la banda vuelva a la acción con “Hellfire”, un tema enérgico y sencillo que hizo a todos los espectadores saltar y gritar el coro a todo pulmón. Además destaca la gran cantidad de gente haciendo headbang con  los pioneros del metal en Alemania. Con una naturalidad tremenda Mark entra y grita “Que pasa Conche tu madre?”. Una frase que quedara en la memoria de sus fanáticos debido a la lúdica y “chistosa” forma de intervenir el show, este momento dio paso a que Baltes jugara con el bajo para anticipar “London Leatherboys”. La pista es acompañada por los aplausos de la multitud que disfruta el clásico y se deleita con la gran interpretación de Lullis en la guitarra.

El show posee pequeñas pausas, pero la enérgica banda sigue con el show comenzando con “Living For Tonite”. Un clásico que fue coreado por todos los asistentes y donde las palmas espontaneas del público se hizo notar en gran parte de la canción. Pero la euforia se desataría con la llegada de “Restless And Wild” donde Tornillo sólo dijo “Let Me Hear You” y los chilenos se hicieron sentir a lo largo de la canción. Los asistentes saltaban de un lado a otro y los más alejados realizaban un headbang donde sólo se levantaba la cabeza para cantar el coro. Las sorpresas no paran con Accept cuando “Midnight Mover” irrumpe de imprevisto. El teatro entero alucina con dicha canción, los puños en alto acompañan cada palabra que Tornillo dice a los presentes. La banda en sus primeros 40 minutos de show tiene al público entregado presentando lo mejor de todo su repertorio.

Luego de siete temas por fin llega el esperado saludo de Mark a los presentes. Dice que ha sido una larga espera de dos años volver a Chile, pero que será un show especial debido a que es el espectáculo que culminara con esta larga gira de “Blind Rage Tour”. “Dying Breed” es la siguiente pista, que para ser un elemento nuevo, sorprende que el público conozca a la perfección el tema, cantando junto al frontman cada estrofa. Lo mismo ocurre con la siguiente canción la cual es “Final Journey”.  Este es el momento del reconocimiento mutuo, no hacía falta las palabras. Los rostros de los músicos mostraban la alegría de que el público cantara estas canciones como los clásicos de los ochenta, y los fanáticos estaban más que eufóricos de escuchar lo mejor del último disco de la banda. Lo que hizo más destacable todo esto es, sin duda, que el público haya sido tan variado en edades, donde todos disfrutaron de los clásicos de ayer y hoy.

Mientras el show se desarrollaba, la lluvia se intensificaba en Santiago, apareciendo las primeras goteras en el recinto, las cuales fueron completamente ignoradas por todos cuando la banda comenzó con “Shadow Soldiers”. La canción relajo un poco el eufórico ambiente que se vivía en el teatro La Cúpula, dando un pequeño respiro a la gente que solo intervenía en el coro y cuando Mark lo solicitaba. Este break fue sumamente necesario porque cuando “Starlight” comenzó todo volvió a su ritmo habitual. Las coreografías entre Wolf y Peter son todo un show aparte, que mantuvieron atentos a los fanáticos todo el espectáculo. Sin embargo un punto altísimo de dicho tema fue el solo a dúo realizado por Lullis y Hoffmann, quienes salen ovacionados de tal acto.

El espectáculo continúa con Wolf arpegiando y el público acompañando al ritmo de “Bulletproof”. Donde el guitarrista toma gran desplante y protagonismo durante gran parte este tema, saltando, lanzando su guitarra, haciendo caras y con un solo que sorprende a todos los asistentes del evento. Tornillo se da un pequeño espacio para anunciar lo agradecido que esta por este gran tour y trata de nombrar a gran parte del staff de la banda para que el público pueda darles el aplauso correspondiente. La explosión llega con “No Shelter”, un tema anunciado por Tornillo como algo más rápido para la noche, donde las frases del coro son compartidas entre los asistentes y Mark. Además los fundadores Baltes y Hoffmann se llevan todas las miradas con un duelo entre guitarra y bajo, donde dada lo mismo quién ganará el público iba a ovacionar a ambos músicos.

Cuando “Princess Of The Dawn” comienza los presentes sin aviso de nadie comenzaron a corear gran parte de la guitarra de Wolff, lo que hizo que el músico sonriera y que Baltes saliera a agradecer a los chilenos por su entrega. El clásico no dejo a nadie sin cantar y mantuvo al público en un headbang constante, al ser una canción mucho más lenta que su anterior. La noche continua con “Dark  Side Of My Heart” tema nuevo, pero conocido por todos en el teatro quienes acompañaron a Mark en cada frase del coro. Los chilenos habían coreado todo lo que Accept ofrecía, quedando aun más por entregar.

Ante la enérgica entrega de Accept la banda prepara el cierre primero con “Pandemic”, que mantuvo a todos saltando, ondeando banderas y cantando con la agrupación. Pero fue en “Fast As A Shark” donde todo el mundo enloqueció, donde las voces de los presentes se equiparaban a la amplificada voz de Tornillo y el Mosh Pit no tardo en acompañar la canción durante todo el tema. Este sencillo deja grandes imágenes, un Mark gritando a todo pulmón, Lullis y Hoffmann en un solo a dúo monumental y a un público que despide a la banda entre aplausos y gritos.

Si bien Accept había bajado del escenario, el público tenía ganas de mucho más y comenzaron a corear parte del solo de “Metal Heart”. Así comenzaba el encoré, casi como si hubiese sido acordado, la banda salió a interpretar la canción que sus mismos fanáticos estaban cantando. La canción se prolonga por casi 8 minutos en una impresionante entrega. Todo seguido y sin pausas da pie de inicio a “Teutonic Terror”. Las goteras en el recinto se hacen sentir al igual que el temporal que hay afuera del teatro, pero los fanáticos se ahogan en la lluvia de Heavy Metal que aun Accept está entregando.

Finalmente, la banda se prepara para el golpe final “Son Of a Bitch” y “Balls To The Wall”, dos canciones que ponemos al mismo momento porque fue una interpretación seguida y cantada con la misma energía en todo momento. Así  Accept se despedía de los chilenos e inmortalizaron el momento con una bandera de entregada por el público y una foto con todos los presentes.

Un show de dos horas intenso, lleno de energía y que dejo a todos los presentes satisfechos. No se veían caras largas a la salida, solo fanáticos que abandonaban el recinto al ritmo de “Metal Heart”. Una  tormenta perfecta por parte de la banda y que se apreciaba en el recinto que comenzaba a crear sus primeras pozas por la lluvia.

Dar un show al ritmo de Accept no es fácil, mucho menos a la edad de los músicos. Pero cuando el corazón es de metal, nadie puede detener semejante estampida.

Setlist:
Stampede

Stallingrad
Hellfire
London Leatherboys
Living For Tonite
Restless And Wild
Midnight Mover
Dying Breed
Final Journey
Shadow Soldiers
Starlight
Bulletproof
No Shelter
Princess Of The Dawn
Dark Side Of My Heart
Pandemic
Fast As A Shark




Enconre:
Metal Heart
Teutonic Terror
Son Of A Bitch
Balls To The Wall


Todas los derechos de las imágenes pertenecen al fotógrafo Sergio Parra. 

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.