(Foto: Conan productora audiovisual)
¡Sí, señores! Este 8 de abril, por primera vez en tierras peruanas, el cuarteto originario de Albacete, Angelus Apatrida, se impuso en el ya conocido bar Crypto para demostrar que el Thrash Metal no está muerto, y que revitalizan ese desafiante y agresivo sonido que nació en la década de los 80. Lo que casi termina con una gira completa por Latinoamérica, finalmente se pudo concretar gracias al esfuerzo de varias personas que sacaron adelante el evento luego de la lamentable falta de responsabilidad de terceros.

Mientras Angelus Apatrida se alistaba para ofrecer su esperado concierto en Perú, las bandas nacionales Konrac, Hellcross y Arsenal se encargaron de las previas ante un ansioso público que ya quería ver a Guillermo Izquierdo y compañía en el escenario.

Es así como Konrac abrió la presentación con los contundentes temas de su reciente EP “Ritual de Cínicos”. “El imperfecto legado artificial (Eugenesia)” y “Abominable” resonaron en el recinto.  La banda le pasó la posta a Hellcross; con “Deadman” la recepción de los asistentes aumentaba con el pasar del tiempo.  Finalmente, Arsenal se encargó de preparar al público que ya estaba hambriento por Thrash Metal. Temas como “Lo adverso” y “El camino a seguir” anticipaban la poderosa noche que les esperaba a los fans de Angelus Apatrida.

Pasada la medianoche, Guillermo Izquierdo “Polako” (voz), David Álvarez (guitarra), José Izquierdo (bajo) y Victor Valera (batería) subieron al escenario ante los aplausos y gritos del público. Tras afinar detalles de sonido, el carismático frontman desató el frenesí de los fans con “Violent Dawn”, tremenda canción de su cuarto álbum de estudio “The Call” (2012).

Guillermo Izquierdo sí que quería una “masacre”, ya que invitaba al público a sacarse la mierda a punta de mosh. Los bombazos “Vomitive”, “End Man” y “First World Of Terror”, intensificaron la sed insaciable por Thrash Metal en una noche para no olvidar. La performance de cada integrante era plausible, no hay manera de describir la confianza que los músicos de Angelus Apatrida generaron en todos los fanáticos.

Mientras el show seguía su curso, la agresividad iba en aumento y la respuesta del público era cada vez más feroz. No éramos cientos de personas, pero los que estuvimos allí marcamos un memorable momento en medio de gritos afilados, mosh descontrolado y satisfacción materializado en sudor.

Como para dar un respiro, Guillermo se dirigió a todos agradeciendo la oportunidad de ser parte de un concierto en Perú, y cómo todos los incidentes previos a su presentación se solucionaron. La repercusión de tan honesta confesión, desató la histeria en los “bangers” cuando el lugar retumbó ante el destructor “Serpents On Parade”. Y es que este tema habla, de manera muy desafiante, del abuso de poder y cómo el uso de la religión es capaz de idiotizar y asustar a las masas; realidad que no solo sucede en el lugar de origen de los miembros de Angelus Apatrida, también en nuestra patria y diversos países del globo.

Al terminar el tema “Give 'Em War”, Guillermo nos indicaba que el final del concierto estaba cada vez más cerca, pero todavía faltaban dos temas. Esas dos canciones fueron suficientes para demostrar de qué está hecha la escena Thrash Metal. La noche llena de furia, mensaje y distorsión concluyó con el tema “You are Next”, letal himno de Angelus Apatrida. El último esfuerzo del feliz, agotado y agradecido público se vio reflejado en la manera en cómo coreamos este demoledor tema del disco “The Call”. El show cerró con broche de oro con una estupenda foto para el recuerdo, ese recuerdo que quedará en la mente de cada persona que se unió a una sola voz (y a golpes) el pasado 8 de abril.

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.