Foto: Facebook.com
Soulburner es una banda colombiana formada en 1998 (inicialmente con el nombre Ritual), pero su primer álbum “Hellfire” fue publicado un tiempo después en 2002. Desde entonces, ha estado bombardeando a su público con pesadas canciones, dignas del más crudo Death Metal y que además cuentan con muy buena producción.
Su reciente álbum, “The Throne ofArmageddon”, nos demuestra lo mucho que esta banda es capaz de lograr y también desmiente rumores que muchas veces se escuchan en Colombia: “las bandas colombianas tienen una pésima producción”, “suenan como si hubieran grabado con un micrófono de teléfono” o “no se comparan con la producción internacional”. Esto, simplemente es una gran mentira y este nuevo disco lo pone en manifiesto en su puro y atroz sonido.
La nueva obra de Soulburner fue grabada en S.O.S. Studio Bogotá y contó del apoyo de Carlos Rodríguez para la ingeniería y la mezcla. Y no sólo eso. Para quienes dicen que la producción de las bandas colombianas no puede compararse con la calidad de las bandas del “primer mundo”, les decimos que en este disco también participó el sueco Dan Swanö, quien ha contribuido en la ingeniería de sonido, masterización y mezclas en bandas como Marduk, Opeth, Pain, Theatre of Tragedy, entre otras grandes del metal.
Ahora bien, las canciones de este álbum son simplemente desgarradoras (por supuesto, esto es un buen calificativo dentro del Death Metal), haciendo una muy buena interpretación para todos los instrumentos desde el primer track.

Foto: Facebook.com
El álbum comienza con “The Arrival”, una épica introducción que inicia con unos horripilantes gritos de personas que tal vez estén sufriendo, o tal vez estén presenciando algo aterrador, o ambas. Los sonidos de las trompetas y violines crean una atmósfera misteriosa y tenebrosa, y al acercarse al final acelera ligeramente para hacerte sentir que algo está a punto de comenzar, y luego…
La entrada de un poderoso riff que ataca al oyente con la agresividad que esta banda puede lograr. La segunda canción del álbum “Gospel of Devastation”, cuenta con una pesada guitarra por parte de Bernardo García, que toma escena en pegajosos riffs y de vez en cuando en solos que combinan muy bien con el ambiente caótico de la canción. La voz de Diego Melo, despierta un aire de agresividad y furia que se puede sentir el poder de su alma al cantar.
La siguiente entrada en la lista es “Countdown to Armageddon”, comenzando con fuertes ataques de batería y rápidas guitarras. Con esta combinación, se crea el espacio perfecto para hacer un mosh pit. Ya en el minuto 3:59 Bernardo hace un solo de guitarra que, aunque muy bueno, te deja con ganas de haber escuchado más del canto de su grandioso instrumento.
Posteriormente, nos presentan la poderosa canción “Lord of Emptiness”, que entra con fuertes guitarras y un desgarrador grito citando “Hail the lord of emptiness!”. Esta canción es simplemente brutal y no se queda corta en los estándares del Death Metal. Además, sus líricas que exponen a un ser que causa miedo en muchos, nos referimos a Lucifer, y también un ritual de magia negra para su invocación, hacen que este track tenga un toque muy oscuro y perfecto para los fans de lo realmente pesado.
Foto: Burnyoursoul.com
World to Ashes” es una rápida canción en la que puedes disfrutar de los autoritarios blast beats de Alejandro Rojas interpretando la batería. Durante la mayor parte de la canción se mantiene una rápida batería que, a pesar de su velocidad, no hace de la melodía una aburrida y tediosa fiesta de ruidos. En lugar de eso, todos los instrumentos se compaginan para crear un pesado track muy bien elaborado, que seguramente requirió de mucho empeño por parte de la banda.
Luego viene un muy interesante track con el nombre de “Destroyer of Angels”. Nuevamente, una canción muy rápida, en la que podrás escuchar en los riffs intermedios que el bajo eléctrico, interpretado por Ricardo Gonzales, atacan de manera impresionante las cuatro cuerdas y hacia el minuto 2:45 golpea las cuerdas en una especie de invocación para el siguiente riff de guitarra y un virtuoso solo que posteriormente suena acompañado de las bestiales voces de Diego y por supuesto de los acompañamientos de fondo por parte de Ricardo.
Foto: Burnyoursoul.com
A continuación, embisten con todo el poder de “I am Death”, sin ninguna consideración por la tranquilidad del oyente. A cambio, te llevarán a una apasionada interpretación de guitarras disonantes que te llaman solamente para saltar y agitar tu cabeza al ritmo de la música, que por cierto es muy rápido y terminarás con un dolor en la nuca. Pero, ¿sabes qué? Lo vale cada segundo.
La siguiente canción, “Philosophy of Mass Destruction”, tiene algunos cambios bastante interesantes. En esta canción, alternan la rapidez de su interpretación haciendo de su sonoridad algo muy atractivo a los oídos del buen oyente, pues lastimosamente no todos tienen la capacidad de apreciar la música pesada y de admirar todo el arte que hay detrás de ella.
Más tarde, “The Stench of Purity”, también nos deleita con cambios que hacen de la canción algo más interesante, y si cuentas de unos buenos audífonos o monitores (y además los usas), escucharás un placentero apaleo al bajo eléctrico en el riff que empieza en el minuto 1:52 que, por cierto, también es muy creativo y satisfactorio de escuchar. Este último, abre las puertas a un grandioso solo de guitarra en el minuto 2:52 utilizando el famoso Wah-wah (No es utilizado solo por Kirk Hammett si así lo piensas) mostrando una vez más las habilidades de Bernardo.
Foto: Burnyoursoul.com
Into the Pentagram”, es la canción más larga del álbum con una duración de 7:32 (evidentemente corta para los estándares de Dream Theater). Asimismo, también es una canción bastante lenta que dispone de guitarras distorsionadas bastante pegajosas para los estándares del género. Sin embargo, el lento desarrollo de la canción no significa que sea aburrida, sino que brinda algo inesperado dentro del álbum, luego de tantas canciones veloces. Sólo por un poco, esta canción tendría el poder de transportarte a otra dimensión por medio de su oscura aura, pero por lo menos te hace pasar una muy buena experiencia mientras la escuchas.
Foto: Burnyoursoul.com
Ya llegados al último track de su nuevo lanzamiento, “Trample the Fallen” expone de nuevo la habilidad de la banda para desarrollarse en tempos bastantes rápidos en una buena canción. Sin embargo, esta canción se desarrolla algo repetitiva y tal vez hubiera podido haber un mejor cierre a este estupendo álbum, pero lastimosamente cierran muy inesperadamente y dejan con las ansias de una mejor clausura para el final del disco.

En general, ha sido un muy buen disco y probablemente atrapará a los fans del Death Metal. Esto, en tanto no sólo cuentan de excelentes músicos, sino que también de una excelente producción y la participación del reconocido Dan Swanö. Si eres fanático de la banda o quieres darle una oportunidad de la que no te arrepentirás, puedes escuchar por completo el nuevo disco por medio de Spotify. Así no habrá excusas para robarles el material por medio de las descargas ilegales, porque recuerda que si quieres apoyar una banda aquello hará que se desangre.

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.