Foto: Vladimir Sousa

La segunda fecha de la gira latinoamericana de Exodus se iba a llevar a cabo en Fortaleza, Brasil el día viernes, 22 de enero, en el marco del festival 'Fortaleza Open Air'. El evento se estaba desarrollando de manera normal con las presentaciones de Vulcano y Krisiun, hasta que llegó el turno para que Exodus suba al escenario pero ese momento nunca llegó. Tras varios minutos de espera y sin ninguna explicación por parte de los organizadores, el público asistente comenzó a desesperarse y su reacción no fue de la más amigable. Reflectores, vallas, amplificadores y otros equipos del escenario fueron destrozados.  

Según un mensaje del bajista Jack Gibson, la banda canceló su presentación debido a la falta de pago por parte de la productora.

A continuación les dejamos un poco de información que publicó un medio de Brasil.

La noche del viernes (22 de enero) fue lamentable para el público que llegó a Plaza Verde de Dragão do Mar para ver el espectáculo de la banda Exodus, cabeza de cartel de la primera edición de festival Fortaleza Open Air, un evento de la productora 4U Produções. Minutos antes que los gigantes del thrash metal subieran al escenario, la estructura comenzó a ser desmantelada, sin que exista ningún tipo de anuncio por parte de los productores del festival, causando la indignación del público, que pasó a lanzar latas de cerveza y piedras de pavimentación de la Plaza Verde. Reflectores, vallas, altavoces y otros equipos del escenario fueron destrozados. Algunas personas llegaron a subir al escenario, aumentando aún más la confusión. La policía llegó al lugar para controlar la situación.

El bajista de Exodus, Jack Gibson, se pronunció en su perfil de Facebook y dijo que la falta de pago para mantener el espectáculo llevó a la cancelación de la presentación en Fortaleza: "Bueno, volvió a suceder. Otro promotor brasileño que nos llevó a Fortaleza y no tiene dinero para pagarnos. ¿Por qué lo hacen? Lo sentimos mucho por los fans. Intentamos tocar de todas las formas posibles. Ahora nos dirigimos a Manaus. Es una mierda, porque nuestros fans preferidos en todo el mundo están aquí y tienen que lidiar con eso. Parecemos idiotas. Lo sentimos, Fortaleza". 

Después de las escenas de disturbios en frente del escenario, un grupo de fans decidió saquear los bares instalados en la Plaza Verde y robar parte del stock de cervezas en el lugar. Los policías militares fueron llamados y pasaron unos minutos en el escenario. 

El productor del evento, Jonathan Oliveira llegó a subir al escenario, cuando los instrumentos de la banda de Vulcano fueron retirados e intento de hablar con el público, incluso sin micrófono. En ese momento, la piedras también fueron lanzadas contra él. Fue preciso que un asistente del escenario intervenga y retire al organizador para no ser golpeado por los objetos.

La directiva del Centro Dragão do Mar (lugar donde se desarrolló el evento) lamentó profundamente el incidente y subrayó que el espacio fue alquilado a la empresa 4U Produções, por lo que el festival no era parte de la programación oficial. También señaló que una serie de acuerdos establecidos en el contrato para el evento, tales como la contratación de seguridad proporcional a la cantidad de público, no se cumplió por parte de la empresa.

Publicar un comentario en la entrada

  1. Es una pena que productores chantas ganen dinero promocionando grandes bandas como Exodus, acá eb Chile también ha pasado, y hemos hecho lo mismo.

    ResponderEliminar

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.