Foto: Flyer promocional
No cabe duda de que Exodus es un referente obligatorio cuando de Thash Metal se trata. La banda proveniente del Bay Area lleva años de actividad, siendo una de las pioneras del subgénero y considerado por muchos fans como el 5to grande del thrash.

La carrera de Exodus está marcada por grandes músicos y grandes discos, pero todo tiene un comienzo y para ellos ese fue 1985. La banda luego de cambios en su formación logró costear su primer disco de larga duración llamada “Bonded By Blood”. El trabajo no solo marco a la banda, también fue un pilar fundamental en el sonido que desarrollaban otras bandas como Overkill, Slayer o Metallica.

Preparándonos para lo que será su próxima gira por Latinoamérica, queremos revisar track by track su disco insignia y el primero de toda su carrera.

El disco comienza con un track que define a la banda y a la escena thrash en los 80’s “Bonded By Blood”. Con un riff continuo Paul Baloff narra de forma certera como fue el movimiento en esos años. La guitarra rítmica destaca de forma notable y los solos a cargo de Holt y Hunolt logran dar énfasis en el coro final. “Exodus” fuerza de mayor manera la voz de Baloff y la complementa con los coros del resto de la banda. El coro es bastante simple y logra con una frase quedar en la cabeza del oyente, “The Exodus Attack”. El riff es veloz y sigue un tempo continuo, llegando al solo de Gary Holt que con una progresión logra crear un puente para los solos y el remate final.

“And Then There Were None” baja un poco la intensidad de los dos tracks iniciales. El sencillo se permite pequeños coreos en el pre-coro dando como resultado un tema con continuo cambios de compases, velocidad y tiempo. La pista da cierre con un outro liderado por las guitarras de Holt y Hunolt, quienes en dos minutos sacaran a lucir todo su potencial y a demostrar que serán parte de los grandes guitarristas del Thrash. “A Lesson In Violence” sorprende con la coordinación y trabajo en equipo entre las guitarras y Tom Hunting en batería. Un sencillo veloz e intenso, con Baloff cantando de diversas formas y dejando en claro la agresividad en las letras que representa. La salida al igual que en el sencillo anterior es instrumental, gastando un poco la técnica pasada, pero sin mayores problemas.

“Metal Command” trae de regreso a Paul cantando de forma desgarradora y el apoyo de sus compañeros en el coro. El track posee un riff constante por parte de las guitarras y bajo, pero con varios cambios y fills en la batería. Nuevamente tenemos solos a dúo, donde cada uno destacará con una velocidad y una técnica distinta. El track culmina con la batería de Hunting  y será él mismo quien dará inicio a la próxima entrega, “Piranha”. La canción posee varios cambios bruscos y cortes en sus tiempos, todo esto a través de los diversos instrumentos presentes y juegos entre la voz principal y los coros. En ambos temas Hunting toma el rol de ser él quien guiara los tiempos de ambos temas, marcando los espacios para los inicios, términos y solos.

El disco sigue con “No Love”, la cual sorprende con una intro acústica, un suave arpegio que será interrumpido por la guitarra de Holt en un sencillo pero predominante riff. La pista baja un poco la velocidad, en comparación a los sencillos anteriores, permitiendo que la voz de Baloff destaque más. Sin embargo, la banda sorprende con un brusco cambio de velocidad, entrando en continuos cambios acompañados de los solos de guitarras. “Deliver Us To Evil” trae un riff heavy, que se potencia con la voz de Paul, los cambios de Hunting y pequeños Leads que marcan momentos del sencillo. La banda presenta un single muy estructurado, con cada momento bien definido, y logra ser cautivante durante todo minuto. La canción es el tema más largo del disco y es el con mayor arreglos en su preparación.

El cierre viene con broche de oro gracias a “Strike Of The Beast”. La canción más violenta de todo el disco, y posiblemente de la historia de Exodus, sorprende con un riff veloz, una letra agresiva y con la batería destrozando cada uno de los platillos. El sencillo es uno de los clásicos del heavy y ha marcado a los seguidores de la banda, desde su primera aparición en 1985.

El disco destaco en los 80’s por ser algo que se consolidaba como thrash. Bandas como Metallica y Slayer habían realizado asombrosos primeros discos, pero uno que consolido todas esas piezas y lo unió en un solo trabajo fue Exodus.


“Bonded By Blood” es un disco obligatorio si de thrash metal se trata, además fue un trabajo que creo muchos de los clásicos del estilo como: “Piranha”, “Strike Of  The Beast” y el himno “Bonded By Blood”. La gran carrera de Exodus no se consolido con los trabajos de Dukes y Zetro, Exodus consolido su sonido desde su primer disco y desde ese punto siguieron complementando su sonido.

Show en Chile!!!
La reunión será en el club Kmasú Premier y las entradas están disponibles por el sistema Ticketek, tiendas The Knife y Rockmusic.

Valores:
$18.000 preventa 1
$20.000 preventa 2
$22.000 mismo día
$25.000 Segundo piso preferencial

Publicar un comentario en la entrada

¡Tu portal METAL en ESPAÑOL!

Con la tecnología de Blogger.